Historias de Nueva York: Edipo reprimido

Woody Allen, Martin Scorsese y Francis Ford Coppola decidieron en 1989 aunar su talento y su prestigio en una película “onmnibus” sobre Nueva York. Es decir, cada uno de ellos rodó una película corta que juntaron en una de mayor duración que se llamó “Historias de Nueva York”.

La “historia” rodada por Woody Allen se titula Edipo reprimido y ha sido considerada una de las mayores gamberradas artísticas del director neoyorquino. Absurda, fantástica, cercana al realismo mágico, Woody Allen cuenta aquí la historia de Sheldon, un acomodado abogado de 50 años con una madre dominante que sigue tratándolo como si fuera su pequeño retoño. El abogado es incapaz de enfrentarse a su progenitora y sufre cada vez que ella entra en escena.

historias-de-nueva-york

Mia Farrow da vida a la novia de Sheldon, interpretado por Woody Allen. El complejo de Edipo de Sheldon hará imposible la relación.  

Pero un día un mago invita a la madre de Sheldon a participar en un truco de magia y sin pretenderlo la hace desaparecer. Empieza aquí la gran boutade, la gran broma de Woody Allen, que hace aparecer a la progenitora flotando en tamaño gigante cubriendo todo el cielo de Nueva York.

El argumento permite a Woody Allen revisar el mito griego de Edipo (ya sabemos que al director le encanta bucear en la tragedia helénica) a la vez que deja constancia de algunos de los leitmotives de su obra, como son la presencia continua del piscoanalista, la ironía sobre la mentalidad judía, las dudas del protagonista sobre el pensamiento racional y la desconfianza, habitual en el autor, respecto a la durabilidad de las relaciones de pareja. Además, claro está, de su fascinación por la ciudad de ciudades, Nueva York.

historias-de-nueva-york

Con su visita al psicoanalista busca reafirmar sus impulsos suicidas, sabiendo que el médico no irá por esa línea: “Yo tengo que suicidarme. Es la única salida”, le dice, como buscando el consenso y el permiso del doctor. Genial.

“Soy una persona que cree en la ciencia, la lógica y la reflexión racional”, le espeta a la vidente que trata de resolver el extraño caso de su madre. “¡Claro! Y mientras tanto su madre sigue flotando sobre el Empire State”, le rebate la vidente.

“Un día te despiertas y el amor se ha terminado”, le escribe su novia en la carta en la que le deja, abrumada por la agobiante popularidad a la que de repente se debe enfrentar.

Woody Allen en estado puro y condensado (algo más de media hora). Muy recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s