Si la cosa funciona: El mejor Woody Allen del siglo XXI

Minuto 0. Woody Allen empieza fuerte. Dos minutos iniciales en los que expone su visión de la vida, de las ideologías y del ser humano. Así se presenta el personaje principal de la película, Boris Yellnikoff (Larry David), un misántropo, nihilista y pesimista que se considera un genio. Su breve reflexión sobre los credos y las ideologías resume a la perfección lo que Woody Allen ha explicado en metros y metros de cintas de video.

¿Conclusión?

“Somos una especie fallida”. Continue reading “Si la cosa funciona: El mejor Woody Allen del siglo XXI”

Un final made in Hollywood: ¡Bendita obra menor!

He de confesar que me molesta e incomoda la expresión “obra menor de Woody Allen”.

Me incomoda porque pienso que cualquiera de las consideradas obras menores de Allen es mejor que la mayoría de obras mayores del resto de mortales.

Pero también porque creo que sí, que quizás Woody Allen hace obras menores: Si con 42 años ya has dirigido “Annie Hall” y con 44 rubricas “Manhattan, y si además insistes en estrenar una película por año y no tienes intención de morirte nunca (“No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo”, dice), entonces es posible que alguna “obra menor” se te cuele en tu filmografía.

Así que de acuerdo, aceptemos sin ambages que “Un final made in Hollywood”, película estrenada en 2002, debe ser eso, una obra menor de Woody Allen.

un-final-made-in-hollywood-woody-allen

Como muestra Woody Allen en muchas de sus películas, también en “Un final made in Hollywood”, tres (Woody Allen, Téa Loni y Treat William) son multitud.  Continue reading “Un final made in Hollywood: ¡Bendita obra menor!”