Poderosa Afrodita: Woody Allen quiere ser Dios y Pigmalión a la vez

Dejadme que empiece este post con un comentario personal de esos que soy consciente de que no interesan a nadie. Poderosa Afrodita fue la primera película de Woody Allen que vi en el cine. Era el año 1995, yo tenía 18 años y ya me había aficionado al cineasta neoyorquino gracias a joyas que había visto en mi video VHS como Manhattan o Annie Hall. Desde entonces, creo que nunca he faltado a mi cita anual en el cine con Woody Allen.

poderosa-afrodita

Continue reading “Poderosa Afrodita: Woody Allen quiere ser Dios y Pigmalión a la vez”

Anuncios

Si la cosa funciona: El mejor Woody Allen del siglo XXI

Minuto 0. Woody Allen empieza fuerte. Dos minutos iniciales en los que expone su visión de la vida, de las ideologías y del ser humano. Así se presenta el personaje principal de la película, Boris Yellnikoff (Larry David), un misántropo, nihilista y pesimista que se considera un genio. Su breve reflexión sobre los credos y las ideologías resume a la perfección lo que Woody Allen ha explicado en metros y metros de cintas de video.

¿Conclusión?

“Somos una especie fallida”. Continue reading “Si la cosa funciona: El mejor Woody Allen del siglo XXI”

Otra mujer: Woody Allen se lo toma (demasiado) en serio

No es un secreto que a Woody Allen siempre le ha parecido más admirable hacer tragedias que comedias. Dotado como lo está para el humor, el director neoyorquino cree que hacer reír es muy fácil y que hacer llorar no lo es tanto. Por eso, siempre ha anhelado hacer obras “serias” que lo situaran cerca de su admirado Ignmar Bergman. Lo intentó en 1988 con Otra Mujer, la película con la que rinde tributo al director sueco y a su película Fresas salvajes

El resultado es una muy buena película que podría ser mejor si Woody Allen no hubiera desterrado todo atisbo de humor. Woody Allen se toma la película muy en serio, incluso demasiado. Y echamos de menos alguna de sus brillantes ironías.

otra-mujer-woody-allen

Marion (Gena Rowlands) ha pasado su vida negando las emociones. Ahora, a los 50, se pregunta para qué. Continue reading “Otra mujer: Woody Allen se lo toma (demasiado) en serio”

Días de Radio: Nostalgia de lo no vivido

Me pregunto si es posible sentir nostalgia de algo que no has vivido. Sentir nostalgia de una época que ni siquiera hubieras querido vivir. Mi razón me lleva a afirmar que no, que no es posible, pero entonces veo Días de Radio, me doy cuenta que sé poco de los Estados Unidos de los años 40 y aun así, viendo la película, he sentido nostalgia de esa época.

dias-de-radio-woody-allen-1987

Cosas de Woody Allen y su especial don para contar historias.

Continue reading “Días de Radio: Nostalgia de lo no vivido”

Crisis en seis escenas: ¿Y qué más da si Woody Allen está en crisis?

Hay que reconocer que la serie que Woody Allen ha rodado para Amazon, Crisis en seis escenas, no pasará a la historia de la televisión. Masacrada por la crítica, es posible que si la serie no fuera de Woody Allen no hubiera superado el listón de calidad de Amazon y no se hubiera rodado nunca.

Todos dicen que la serie es muy mala, y supongo que algo de razón tienen. Aun así, una mala obra de Woody Allen siempre deja momentos interesantes.

crisis en seis escenas

Woody Allen, flanqueado por Elaine May y Miley Circus. 

Continue reading “Crisis en seis escenas: ¿Y qué más da si Woody Allen está en crisis?”

Toma el dinero y corre: El verdadero debut de Woody Allen como director

Cuando en 1969 Woody Allen se enfrentó, de verdad, a la dirección de su primera película (él nunca ha considerado que Lily la Tigresa fuera una película dirigida por él)  era consciente de que lo desconocía casi todo del cine. El de Brooklyn era un cineasta en potencia que lo que de verdad dominaba era el humor.

toma-el-dinero-y-corre

La película cuenta las andanzas de un ladrón de poca monta llamado Virgil Starkwell. Virgil corresponde al patrón de alter ego de Woody Allen de esa primera época: Un neoyorquino torpe, neurótico y criado en una familia judía poco cariñosa. A Virgil -parece que esté escrito- todo le saldrá mal, pese a ser capaz de enamorar, como también le sucede siempre, a la chica guapa de la película (interpretada por Janet Margolin). Continue reading “Toma el dinero y corre: El verdadero debut de Woody Allen como director”

Zelig: Una genial parodia sobre el miedo a ser diferente

Alguna vez he escrito en este blog que creo que las grandes obras de la literatura o del cine, las grandes historias en definitiva, se diferencian de las que no lo son por su vigencia: Pasa el tiempo y siguen siendo igual de actuales que cuando se escribieron.

Y este es el caso de la obra a la que en 1983 Woody Allen daba a luz: Zelig. Para mí una de las mejores  y más inteligentes películas del maestro neoyorquino pese a que la coprotagonista sea una insulsa Mia Farrow. Por cierto, ¡cómo habría ganado esta película de haberla protagonizado mister Allen junto a Diane Keaton! 😉

Apoyándose en un falso documental, Woody Allen parodia la despersonalización de la sociedad, defiende el derecho a ser y a pensar diferente y avisa sobre los peligros de los totalitarismos. Porque Zelig, más allá de ser una divertido retrato sobre un tipo que se mimetiza física, psíquica e intelectualmente con el que tiene enfrente, es una voraz crítica del pensamiento único y de todos los sistemas que buscan que los ciudadanos seamos todos iguales, como fabricados en serie.

zelig-woody-allen2

Si Zelig habla con un chino, sus facciones se vuelven asiáticas; si habla con un negro su piel oscurece, si está con músicos se convierte en instrumentista y si está con médicos habla como un doctor. Ni que decir tiene que a la vez que sus rasgos físicos se mimetizan su forma de pensar también. Es un camaleón humano, como en seguida lo bautizan los medios de comunicación, que lo convierten en un auténtico mono de feria.   Continue reading “Zelig: Una genial parodia sobre el miedo a ser diferente”