Top 5 de Woody Allen

Las cinco mejores películas de Woody Allen

 

1. Manhattan (1979): Para mí, la gran obra maestra de Woody Allen, por la manera única de analizar la insatisfacción humana.  Manhattan es un  “retrato magistralmente narrado de la sociedad postmoderna, sociedad llena de individuos neuróticos incapaces de gestionar las múltiples contradicciones inherentes al ser humano y el sinsentido de la vida”.  Es, además, la película que hizo que me enamorara de Nueva York.

Manhattan-Woody-Allen

2. Annie Hall (1977): Annie Hall fue la película que encumbró a Woody Allen y una de mis favoritas probablemente por su capacidad de hacer entender que el amor, con todas sus miserias y contradicciones, es lo único que nos puede salvar; y que la vida, a pesar de ser decepcionante, es el único lugar en el que podemos ser felices. ¿Cómo Woody Allen logra ser pesimista y optimista a la vez? He ahí parte de su genialidad.

annie-hall

3. Hannah sus hermanas (1986): Más allá de la historia de las tres hermanas y de la infidelidad (tema recurrente en la obra del director neoyorquino), creo que lo más impactante de esta película es la ironía (que no burla) con el que se aborda la religión. El hipocondriaco Mickey necesita aferrarse a la religión para encontrar un sentido a la vida y esa búsqueda propicia algunas de las escenas más geniales del cine de Woody Allen. Huelga decir que el sentido, por mucho que busque, no lo encontrará en la religión sino en el cine y en el amor.

hannah-y-sus-hermanas

4. Zelig (1983):  Zelig, más allá de ser una divertido retrato sobre un tipo que se mimetiza física, psíquica e intelectualmente con el que tiene enfrente, es una voraz crítica del pensamiento único y de todos los sistemas que buscan que los ciudadanos seamos todos iguales, como fabricados en serie. Zelig, una de las alegorías más inteligentes del cine mundial, es el segundo grito de Woody Allen contra los totalitarismos después de Bananas.

zelig-woody-allen2

5. Bananas (1971):  Bananas es la primera película “política” de Woody Allen. El director, aparentando que hace comedia, muestra por primera vez todo su escepticismo político, que en realidad es escepticismo humano. Entre gag y gag, ridiculiza las dictaduras (en su momento se interpretó que hablaba de Cuba, del dictador Batista) al tiempo que ridiculiza igualmente las revoluciones (Fidel Castro). Woody Allen no cree en revoluciones porque considera que no son las ideologías las que fallan, sino las personas. Sus ansias de poder, su mezquindad, su egoísmo.

bananas-woody-allen

5+1. Si la cosa funciona (2009). No es una de las películas mejor consideradas de Woody Allen pero para mí es una de las mejores (o la mejor) de la última década. Me encanta la capacidad de Allen de pontificar acerca de la miserable condición humana a través de Boris (misántropo y nihilista)  a la vez que ironiza sobre estas mismas opiniones mediante el personaje que actúa como contrapunto, Melodie (entusiasta y vital). Me resulta brillante, asimismo, la manera cómo el protagonista rompe la llamada “cuarta pared”, el tratamiento que Allen hace del mito de Pigmalión y algunos giros geniales del argumento, como la “conversión gay” del padre de la protagonista.

si-la-cosa-funciona-woody-allen

(Este ranking irá cambiando a medida que voy revisando la filmografía del autor)

Anuncios